Envíos de 5 a 7 días laborables - Gratis para pedidos superiores a 100€ -

Viste (y vive) tu lactancia materna más feliz

¿Conoces las Pulseras de Lactancia?

¡Te ayudarán muchísimo para sujetar tu ropa mientras das teta!

Utilizando una pulsera de lactancia liberarás un poco tus manos y evitarás que la ropa caiga cubra la cara de tu bebé.

Volverás a ponerte esos maxi jerséis que te hacen sentir tan bien, tan tú.

Además son monísimas y elásticas, podrás lucirlas en tu muñeca o en tu pelo mientras no las usas.

¡Son el Top-Ventas de nuestras creaciones! Sí, aquí es donde nacieron las pulseras de las que tanto se habla 🙂

Nuestra camiseta interior de lactancia será tu mejor amiga

Llévala bajo tu ropa y podrás dar teta con los riñones y el escote calentitos 🙂

Sus grandes sisas te permitirán acceder al pecho muy facilmente. Un diseño muy simple, pero muy eficaz para que puedas hacer compatible infinidad de looks con la lactancia.

Además… ¡Son un poquito afelpadas por el interior para un plus de calidez!

 

¿Duermes con tu bebé?
¡Aquí tienes la solución para no pasar frío!

Yo nunca imaginé que haría colecho y pasaría las noches calmando y acompañando el sueño de mi bebé con mi pecho… pero, amiga, ya van 3 años y… qué frío se pasa!

Por eso he creado el primer PIJAMA DE LACTANCIA que tiene en cuenta las necesidades del COLECHO, perfecto para dormir y lactar un poquito más cómoda 🙂

A tu peque no podemos ayudarle a dormir, pero a ti sí, para que pases las noches más calentita y descanses mejor

Descubre ropa de lactancia que SI te apetecerá llevar

 

Nuestra SUDADERA DE LACTANCIA es una verdadera preciosidad.  Con diseño actual, divertida, de aires un poco retro, es como un abrazo sobre tu cuerpo, para que dar teta sea un cálido y cómodo momento entre tu bebé y tú.  No te la querrás quitar!

Ei! Te obsequio con un 7% de descuento para tu primera compra al suscríbete a la Lactaletter, prometo que envío poquitas y que siempre cuento cosas importantes

Manifiesto por una lactancia más feliz

Las madres de nuestra generación nos enfrentamos a la lactancia materna sin referentes. No hemos aprendido a lactar de manera orgánica en tribu, de nuestras madres o abuelas, crecimos en la era de las leches artificiales, donde la lactancia quedó casi en desuso.

En consecuencia, la oferta de ropa para lactacia es muy limitada, casi toda está dirigida a lactancias cortas ya que son también premamá. Los diseños están desde hace mucho tiempo estancados y anticuados.

Pese a todo, cada vez somos más conscientes de los beneficios de la lactancia y, aunque el camino sea difícil, luchamos por conseguir establecerla. Devolvamos a la lactancia materna el valor que merece.

La Que Viste y Lacta llega para crear soluciones a los problemas cotidianos reales de las madres lactantes.  Para vestir bonitos nuestros días de teta a demanda y abrigar nuestras noches de colecho y desvelos. Para poner el foco en el bienestar de mamá, porque lo merecemos.

Cartas de amor de nuestras clientas

5/5
“Estaba deseando comprar esta camiseta, ya que tanto el pijama como las pulseras me han facilitado la lactancia. El color es precioso, el tacto maravilloso, y útil no, lo siguiente, en cuanto pueda me hago también con la de color negro :-)…”
Lourdes A.
5/5
“ Es la camiseta más práctica que he tenido en lo que llevo de lactancia. Estoy deseando ver como serán las sudaderas para invierno, porque seguro que serán la bomba.”
Eva A.
5/5
“El pijama es de muy buena calidad y comodísimo. Me encanta que sea todo local. Y el servicio mejor, me equivoqué en un dato en el pedido y enseguida lo solucionaron, vaya, un 10.”
Anna.


¡Qué ilusión que hayas llegado hasta aquí!

ME PRESENTO 🙂

Soy Rosa Díaz, creadora de La Que Viste y Lacta, estoy diplomada en empresariales y titulada en Modistería.
La foto que ves es de mayo de 2020, cuando mis necesidades como madre lactante se convirtieron en una idea y la idea pasó a ser en una realidad. Un espacio a reformar, unos retales de tejido y toda la energía del mundo para diseñar soluciones para la lactancia materna real… La que empieza y no sabes cuánto va a durar, la que te pilla dando teta en un supermercado, la que te sorprende durmiendo con tu bebé enganchado al pecho noche tras noche. La que te hace perder la consciencia de quién o qué eres… ¿Soy una teta con piernas o una mujer? ¿Quién es esa que me mira en el espejo? Hoy, casi dos años después puedo decir que he ayudado a más de 600 mamás a transitar su lactancia de una manera más amable con ellas mismas y con el planeta. Me emociono, y quiero seguir haciéndolo. Gracias por estar viajando por estas páginas, que son mucho más que un catálogo de productos, son un pedacito de mí.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola! Me llamo Rosa,
Estoy aquí para ayudarte