PORQUE NADIE ME HABLÓ DE MIS TETAS

A pocas semanas de parir, todas mis preocupaciones se centraban en el parto, elegir la marca de pañales y comprar un kit de biberones, chupetes y cremas para estrías y culito de bebé.

Durante el embarazo no me planteé la necesidad de informarme sobre la lactancia. Yo pensaba que eso ya salía solo, !Somos mamíferas! No?

En los controles médicos, en ningún momento me revisaron los pechos o me advirtieron de las posibles complicaciones en el establecimiento de la lactancia.

Resultó que tenía obstrucciones en ambos pechos desde mucho antes de parir, que dolían a rabiar, que yo no sabía qué era y pensaba que el dolor era normal.  Si eso era amamantar no quería continuar, me sentí incapaz y culpable.

Resultó que mi bebé no se agarraba bien a la teta. ¿Sabías que lo que debe estimular con la boca el bebé es la aureola, no el pezón? Yo no, no lo sabía

Así es como empezó mi camino con la teta, mal, muy mal. Me apuntaron ya en el hospital a un grupo de lactancia. Pero el primer día de reunión era a las 2 semanas de haber parido…  ¿Imagináis como fueron las dos primeras semanas?  Pues una auténtica tortura:  dolor, pezonera, sacaleches, jeringa, suplemento…

Cuando llegué al grupo de lactancia recuerdo, mientras se me ponen los pelos de gallina, que justo delante mío llegando al hospital, iba una mamá con la cara desencajada y su bebé llorando, llornado mucho.  Ella no sabía qué le pasab a su bebé llevaba así días y estaba desesperada. La enfermera que nos acompañaba en el grupo le dijo que estaba en una crisis de lactancia, el bebé tenía unos 3 meses.

Había otra mamá, con una peque de unos 5 meses, explicaba que durante los primeros meses, había tenido a la niña pegada a la teta casi 24 horas, literalmente.

Salí de allí aterrorizada con mi bebé de 2 semanas, me quedaba mucho por recorrer, mucho por aprender, por superar.

Con La Que Viste y Lacta quiero ayudar a que las mamás lleguemos a la lactancia sabiendo lo que nos espera, la información es poder,  es calma, es aceptar la situación para poder dejar espacio a la consciencia plena y al disfrute, al autocuidado, a la elección.

Os contaré más fases de mi lactancia… empezó mal, pero duró 3 años. 3 maravillosos y flipantes años.

Un abrazo, Lactilover.

Gracias por estar ahí.

Rosa Díaz

Pd.: Me encantará leer tus comentarios 🙂

EL VALOR DE MAMÁ

13-06-2021

Desde que empezó este proyecto me he dejado llevar por la necesidad de cada momento, una idea inicial, unos pasos a seguir, sin tiempo que perder, para conseguir sacar adelante la primera colección de pijamas de lactancia y continuar con los siguientes complementos y artículos que, poco a poco, van nutriendo la tienda online.

Hace unos meses, si me preguntabas sobre qué era La Que Viste y Lacta yo te hubiera contestado algo como… una marca de ropa y complementos sostenibles para simplificar la lactancia materna… Que no está del todo mal   🙂   pero le falta alma, le falta sentido. Si me preguntas ahora, sé que es mucho más que eso. Sé cual es el valor diferencial de esta marca, ahí va!:

Creamos ropa y complementos de lactancia materna, desde la PROPIA EXPERIENCIA, para SOLUCIONAR los problemas cotidianos y desatendidos de las mamás, de las LACTANCIAS REALES.

Por ahora nuestros  por qués cotidianos han sido:

Paracen pequeñeces, pero ponerles atención puede marcar la diferencia entre vivir una experiencia de lactancia desde la resignación o desde el autocuidado. ¿Cuál prefieres?

Yo lo tengo clarísimo, yo escojo poner el foco en el VALOR DE MAMÁ, está valiendo la pena.

Un abrazo, Lactilover.

Gracias por estar ahí.

Rosa Díaz

Pd.: Me encantará leer tus comentarios 🙂

¿Para qué un blog?

¿Para qué un blog?

2021_04_28 Rosa_006

07-06-2021

Me ha dado un arrebato, he creado la sección para el blog en la web y me he puesto a escribir.  Así, chim pum!

Pero  os preguntaréis ¿Para qué?, si ya están las redes sociales para abriros un poquito la ventana del taller… ¡Que esto de los blogs está anticuado! Pues para que el contenido que genere, la historia tras esta marca, sea nuestra, perdure, se pueda buscar, encontrar y seguir compartiendo en el tiempo. Ah! Y para que mi madre, que no se apaña con las redes sociales, tenga un espacio donde ir siguiendo a su hija con calma.

¿Imagináis que mañana cierra instagram? de un plumazo se esfuma todo el esfuerzo que estoy invirtiendo en ello. Que no está siendo poco.

Llevo meses intentando encontrar el equilibro entre ser diseñadora de prendas para la lactancia materna ( 30% de mi tiempo laboral )  y convertirme en una especie de influencer  cutre en prácticas ( 70% de mi tiempo laboral ), para encontrar mi hueco en la guerra de las redes sociales. Esto no me lo contaron cuando me saqué el carnet de emprendedora. Esto no es sano ni rentable.

Así que aquí estoy, creando este espacio sin limitaciones de caracteres, sin algoritmo,  con la libertad de escribir lo que quiera y como quiera. ¡Qué gustazo! Y qué ilusión que lo estés leyendo, bienvenida 🙂

Este primer post solo es la introducción, el por qué, pero vendrán más, donde te iré contando cositas sobre

      • Lo que ocurre entre las bambalinas del taller de La Que Viste y Lacta
      • Te hablaré sobre lactancia
      • Compartiré experiencias  sobre maternidad y crianza
      • Te descubriré otras marcas, prendas y Looks  Lactilover

Te escucharé y me dejaré inspirar y acompañar por ti, porque sinó, no tendría sentido este «tinglao», quiero ser útil, quiero que valga la pena.

Un abrazo

Rosa Díaz

Pd.: Me encantará leer tus comentarios 🙂  

Share on facebook
Share on telegram
Share on email
Share on whatsapp
Share on pinterest

Una respuesta a «¿Para qué un blog?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *